hotel-estilo-provenzal
05 / 03 / 19

Cómo decorar un hotel con muebles de estilo provenzal

Estilos decorativos

Como su nombre indica, el estilo provenzal está inspirado en las casas de la zona del sur de Francia, también conocida como la Provenza Francesa. La imagen que tenemos de este lugar en el imaginario colectivo es de casas de campo de paredes gruesas y rodeadas de grandes áreas de viñedos, olivos y/o árboles frutales. 

Allí se disfruta de muchos momentos al aire libre y el tiempo parece detenerse. La vida es más fácil y los días nublados y las prisas no existen. En definitiva, la zona del sur de Francia nos inspira unas sensaciones idílicas que también se transmiten en todo lo que rodea a la decoración de estilo provenzal: luz, armonía, materiales naturales y sencillez.

Por lo tanto, si tienes o estás pensando en poner en marcha un hotelito rural, la decoración provenzal será tu mejor aliada ya que gracias a ella conseguirás incorporar el espíritu de la Provenza Francesa en tu negocio y crearás un lugar digno de película.

En TUO Agency, como especialistas en mobiliario para contract, sabemos que es un look que está más de moda que nunca y, por eso, ponemos a tu disposición los mejores muebles de estilo provenzal, que aportarán a tu hotel esa estética hogareña tan característica de este estilo y que crearán una sensación confortable y cómoda.

ESTILO PROVENZAL: CLAVE A CLAVE

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de apostar por la decoración estilo provenzal es que se diferencia del estilo Shabby Chic por sus acabados más rústicos y por apostar por la autenticidad antes que por el romanticismo. 

En definitiva, el estilo provenzal es luminoso, rústico, romántico y vintage: un mix que lo convierte en irresistible. Desde TUO Agency explicamos, punto a punto, cuáles son las claves del estilo provenzal y por qué está más de moda que nunca. ¿Empezamos? 

#1. Los colores de la Provenza

Si hay un aspecto que caracteriza a la decoración estilo provenzal es la luminosidad, la invitación de que la luz natural entre y llene los espacios. Para que la luz gane todo el protagonismo que se merece, la paleta de colores debe acompañar y, por eso, debe ser de tonos suaves para crear espacios acogedores y calmados. 

A pesar de que el blanco, en todas sus versiones -roto, crudo desgastado, etc.-, es el color principal, el gris y el verde (en sus tonalidades más pálidas) también son colores típicos de la zona y que deben predominar a la hora de decorar un hotel bajo la influencia del estilo provenzal. Utilízalos, junto con tonos tierra, naranjas y malvas, en complementos textiles, muebles o ventanas. Serán el toque de color perfecto para acercar tu hotel a la Provenza.

#2. Una apuesta clara por los materiales naturales

Para potenciar el aire rústico dentro del estilo provenzal es importante mantener las paredes sin tratar y utilizar baldosas de terracota o lamas de madera en el suelo. Sin duda, este último es el material estrella, junto con el hierro forjado, de la decoración provenzal. Eso sí, ambos deben presentar un acabado desgastado, que resalte la belleza de la autenticidad, del paso del tiempo y que le dé ese aire de pieza de anticuario, artesanal, única.

De hecho, este toque “decadente” y demostrar el paso del tiempo es una de las claves del estilo provenzal: muebles oxidados, maderas desgastadas y detalles vintage pero siempre con un pequeño halo nostálgico y romántico.

#3. Espacios exteriores

Los espacios exteriores tienen especial relevancia en la decoración estilo provenzal ya que en ellos reside la mayor parte de su encanto. Así pues, si piensas en un buen hotel con este estilo, el jardín, el porche y la terraza son un must que, además, debe estar bien decorado.

Plantas, parras, lavanda, manteles de algodón, jarras de cristal, cestos con frutas y sillas de madera o hierro son los básicos. Deja que el sol y una agradable temperatura se encarguen del resto.

#4. Flores, flores, flores 

Como ya hemos visto, el exterior es muy importante en el estilo provenzal pero también lo es la decoración del interior, que debe seguir la misma estética vegetal. Es más, la Provenza sin flores no sería la Provenza. Por ello, ¡no te cortes! Utilízalas en todo lo que se te ocurra: vajilla, mantelería, arreglos de flores, centros de mesas, papeles de pared…

La flor por excelencia de este estilo es la lavanda, que da pie a colocarla por todas las estancias ya sea en jarrones, adornando una silla o como detalle de bienvenida en la cama del hotel. Conseguirás un ambiente lleno de aroma y color.

#5. Detalles antiguos y románticos

Como suele suceder, en los detalles está la clave de cualquier estilo. Y con la decoración provenzal no podía ser menos. En este caso, es importante apostar por los accesorios decorativos antiguos, las piezas de cerámica o de hierro que potencien el espíritu campestre.

En cuanto a los textiles, apuesta por el algodón ya que ayudan a fomentar la calidez de los ambientes y dan la sensación de ligereza visual. Colcha, sábanas, toallas, manteles siempre en tonalidades claras y con estampados florales.

Por último, no olvides darle ese pequeño toque romántico a la decoración, ya que el estilo provenzal no podría entenderse sin esta vertiente.

Desde TUO Agency apostamos por la marca de decoración Chehoma para darle a los espacios ese toque rústico, romántico y cálido que caracteriza al estilo provenzal.