como-renovar-hotel-sin-reforma
30 / 07 / 19

Cómo dar un aire nuevo a tu hotel sin necesidad de reforma

Diseño de interiores

Los turistas ya no buscan solo una cama donde dormir ni la mayoría de hoteleros ofrecen solo un alojamiento. La decoración de un hotel cobra cada vez más protagonismo y el mobiliario se convierte en una pieza fundamental para transmitir la personalidad del espacio.

Si empezamos de cero es muy fácil darle ese toque único, personal y sorprendente, pero, ¿qué pasa si queremos darle un aire nuevo a nuestro hotel? ¿Es necesario realizar una reforma? La respuesta es no. Existen diferentes trucos que te ayudarán a cambiar la apariencia de tu hotel sin necesidad de pasar por la obra y que, sumados al correcto uso de equipamiento para hoteles, son la clave para conseguir que tu hotel luzca como nuevo.

TRUCOS PARA DECORAR UN HOTEL DE FORMA PERFECTA

Como ya hemos dicho, sin ninguna duda, la apariencia y el mobiliario de un hotel marcan la diferencia y pueden determinar que los clientes se decidan por ir o busquen otras alternativas.

Desde TUO Agency, como expertos en mobiliario contract, hemos recopilado los 6 trucos que te ayudarán a tener éxito a la hora de darle un nuevo toque a tu hotel sin necesidad de realizar una reforma completa. Al aplicarlos, recuerda tener siempre en mente las tendencias en decoración para hoteles y el éxito estará asegurado. 

#1.  Espacios amplios y luminosos

¿Las habitaciones de tu hotel son amplias y luminosas? Si la respuesta es negativa, ¡es hora de cambiar! La mayoría de los clientes buscan que las habitaciones de hotel cumplan estas características ya que les hacen sentirse más como en casa. Por lo tanto, es importante que le intentes sacar el máximo partido a todos los rincones (por muy pequeño que sea): elimina el mobiliario que no sea necesario y utiliza tonalidades claras para hacer que el espacio parezca más grande de lo que es. Además, apuesta por los espejos en las paredes, serán tu gran aliado para agrandar el ambiente. 

#2. Sé diferente

Este es un aspecto muy importante para conseguir que tu hotel brille por su personalidad. Huye de lo convencional y si apuesta por que tus clientes te recuerden como un lugar especial. No necesitas reformas, simplemente cambia el mobiliario de tu hotel por marcas que ofrezcan diseños más novedosos y llamativos a la vez que funcionales.

Otro truco para diferenciarse es el juego de contrastes y de texturas con paredes de colores o papeles pintados; también los toques de color que aportan alegría y rompen con la monotonía de una decoración en tonos más sobrios.

#3. El color es alegría

Totalmente relacionado con el punto anterior, dar color a determinados puntos de nuestra decoración es una forma fácil y muy eficaz de dar un nuevo aire a un hotel sin necesidad de realizar una reforma. Aunque optes por una decoración con colores en tonalidades más serias, no olvides darle un toque de color ya que llenará de alegría, dinamismo y bienestar los espacios.

Por ejemplo, en un hotel cerca de la playa, apuesta por combinar el mobiliario de madera en tonos marrones y blancos con detalles azules que inspiren al mar. O si prefieres la decoración en tonalidades grises, negras y crudos, añade sillones en tonos rojos: una combinación cañera a la vez que elegante.

#4. Funcionalidad por encima de todas las cosas 

Los tres trucos de los que hemos hablado hasta el momento perderán su eficacia sino se tiene en cuenta la funcionalidad, que debe primar por encima de todas las cosas. Los viajeros buscan habitaciones de hotel que sea cómodas, que les hagan sentirse acogidos y como si estuvieran en casa. Por ello, la decoración de la habitación (y también del resto de espacios) debe estar pensada poniendo en el centro de las decisiones la comodidad de los huéspedes.

#5. No dejes que el tiempo pase 

Nunca dejes de innovar. Una renovación (aunque sea sin reforma) cada diez años no es eficaz en un campo cada vez más competitivo. Hay millones de ideas o estilos que se pueden aplicar a la decoración de un hotel para conseguir que sea un espacio mejor.  

#6. Abraza la diversidad

¿Quién ha dicho que todas las habitaciones del hotel tengan que ser exactamente iguales? Puedes optar por ponerle nombres y darle a cada una un estilo diferente; o puede que solo necesites cambiar el cabecero de la cama y/o el material de las butacas para romper la uniformidad de las diferentes estancias. 

Con estos 6 trucos, como hemos visto, no es necesario realizar una reforma completa para darle un nuevo aire a tu hotel. ¿Te animas a realizar los cambios? ¡Será todo un éxito!