estilo-slow-deco
13 / 08 / 19

Slow deco: un estilo lleno de calma y armonía

Estilos decorativos

Alma mediterránea, sabor tradicional, espacios que fomentan el bienestar, vivir cada instante de manera más reposada y consciente. Esto es la slow deco, una decoración que no se define como una tendencia estética sino como un estilo de vida. Rodearte de un espacio slow hace que reconectes con tus verdaderas necesidades, que vivas cada instante de forma más pausada y que, en definitiva, te sientas mejor. 

Por ello, aplicar el estilo slow deco en la decoración de un hotel o de un restaurante es una apuesta segura ya que conseguirás crear un ambiente que fomente la interacción, el diálogo, el espíritu familiar y, por supuesto, las buenas vibraciones. Tus clientes entrarán en un mundo en el que la calma y la armonía son las protagonistas porque ¿es necesario que siempre estemos corriendo y estresados?

Gracias al estilo slow deco conseguirás que tu proyecto se convierta en un espacio donde vivir relajadamente y, sobre todo, un lugar en el que experimentar la agradable sensación de disfrutar, con calma, de los pequeños placeres de la vida: una charla con amigos, una noche en pareja, una cita romántica o un baño de espuma.

LAS SEIS CLAVES PARA UNA DECORACIÓN SLOW

Pero, ¿cuáles son las claves para conseguir una auténtica slow deco? En primer lugar, es clave apostar por un interiorismo sencillo y relajado, en el que se respire tranquilidad y que dé la sensación de que el tiempo se detiene, que deja un momento para disfrutar, sentir, pensar. Que todos los espacios se conectan en una decoración sosegada y con un alma muy mediterránea.

En TUO Agency, como expertos en mobiliario para hoteles y decoración de restaurantes, hemos recopilado las seis claves para una decoración slow. Pero recuerda, lo importante está en crear espacios diáfanos, luminosos y poco recargados. Más que nunca encaja la premisa de que menos, es más.

#1. Apuesta por los materiales naturales 

Para conseguir la slow deco es importante apostar por la decoración natural, a base de madera, ratán y fibras. Los ambientes que tienen como protagonistas este material, aportan una calidez que hace que los espacios sean más confortables y, por tanto, que inviten a ser vividos de forma más tranquila. Por ello, utilízalos en los cabeceros y mesitas de noche si t apuesta es un hotel slow o en las mesas y sillas del restaurante. 

#2. Espacios cuanto más abiertos, mejor

Los espacios que se comunican dan mayor sensación de amplitud y apertura y eso provoca que inviten a una mayor relajación. La idea es evitar los tabiques innecesarios y los muebles altos. En el movimiento slow, lo ideal es que, por ejemplo, la recepción del hotel sea amplia y luminosa, que invite a entrar y a pasar tiempo allí. O que el restaurante tenga un gran ventanal para dar esa mayor sensación de amplitud.

#3. Blancos y neutros 

Estos son los colores por excelencia de la slow deco. ¿Por qué? Fácil: son los colores más indicados a la hora de conseguir espacios relajantes.  Descubre la paleta de blancos y combínala con colores más neutros como el beis, las tonalidades arena y los grises, siempre en su versión más cálida y suave. También los colores verdes y azules tienen un hueco en esta tendencia, ya que están directamente relacionados con la naturaleza y también invitan a la calma.

#4. Luz, luz, luz

Y si es natural, mucho mejor. Como hemos dicho, la luminosidad amplía visualmente los espacios y, sobre todo, invita a pasar más tiempo en ese lugar. Los grandes ventanales ayudan a la entrada de la luz o, si no es posible, lo mejor es utilizar una iluminación artificial lo más parecida posible a la natural. En el caso de los hoteles, una buena idea es decir adiós a las cortinas o utilizarlas de tejidos ligeros y vaporosos, que no obstruyan la entrada de luz.

#5. Elementos in&out

Es un truco que funciona y que consigue relajar los ambientes. Se trata de utilizar muebles que puedes estar tanto dentro como fuera. Por ejemplo, se puede utilizar una lámpara de ratán o de fibras dentro de un espacio cerrado ya que ésta evoca a las playas tropicales y a los chiringuitos, por lo que consigue rebajar el ritmo de la decoración.

#6. Espacios sencillos

Por supuesto, el movimiento slow apuesta por la máxima de que menos, es más. Por eso, no hay que atiborrar los espacios con elementos decorativos, sino que, siguiendo también las claves de la decoración estilo minimalista, hay que utilizar únicamente aquellos elementos que sean necesarios.

MARCAS PARA CONSEGUIR EL AUTÉNTICO ESPÍRITU SLOW

En TUO Agency, como representantes de muebles contract, trabajamos con varias marcas que representan a la perfección la filosofía de la slow deco. Por ejemplo, Vivamadera o Dareels, por las características de su mobiliario encajan en este estilo de decoración.

Pero, sin duda, la que mejor representa el estilo es Tine K Home con su última colección ‘Slow Collection’, una selección de mobiliario que apuesta por materiales honestos y colores muy usables para crear un ambiente donde predomine la tranquilidad. Es una colección que demuestra que algunos momentos deben disfrutarse lentamente y con calma.

¿Te sumas a la slow deco?