decoracion-estilo-wabi-sabi
05 / 02 / 19

Decoración estilo wabi-sabi: qué es y cómo conseguirla

Estilos decorativos

La decoración estilo wabi-sabi es una estética japonesa que se basa en el arte de la imperfección, en aceptar el ciclo natural de la vida y descubrir la belleza de lo efímero. La sencillez y la naturalidad son dos de los rasgos más característicos de este estilo, que relaja los ambientes y los llena de sencillez y calidez.

El estilo wabi-sabi se basa en la belleza de lo imperfecto, en espacios que dejan sentir el paso del tiempo con materiales naturales y ambientes en tonos neutros que conforman estancias equilibradas y llenas de personalidad. Esta filosofía japonesa nos enseña a valorar las cosas imperfectas, incompletas y efímeras. Es un estilo que apuesta por la libertad para decorar y quedarte con aquello que necesitas y desprenderte de lo que sobra.

A grandes rasgos, con la decoración estilo wabi-sabi se busca crear espacios relajados, que den la sensación de estar poco planeados (aunque lo estén) y donde se permita apreciar la belleza del paso del tiempo. Y es que el wabi-sabi es mucho más que un estilo decorativo, es una filosofía de vida.

En definitiva, el estilo wabi-sabi aboga por la humildad, un rasgo característico de los japoneses que se traslada a la decoración de interiores. Busca la esencia de lo natural y rechaza todo aquello que es superfluo o artificial. Una característica que comparte con otro estilo muy de moda: japandi o decoración de estilo oriental.

DECORACIÓN ESTILO WABI-SABI: LA BELLEZA DE LAS COSAS

El estilo wabi-sabi se fundamenta en lo fugaz, en el carácter transitorio de la vida: “nada dura, nada está terminado y nada es perfecto”. Un pensamiento filosófico profundo que se transmite en la decoración de interiores con una estética basada en la búsqueda de la sencillez y la naturalidad.

Sin duda, apostar por la decoración estilo wabi-sabi es apostar por una decoración que nunca pasa de moda y donde los elementos naturales son los protagonistas. Es, en definitiva, un estilo muy inspirador que va más allá de la estética y que, aunque aboga por la libertad a la hora de decorar, sí tiene unos rasgos que lo caracterizan y lo definen.

A continuación, desde TUO Agency, como expertos en mobiliario contract, hemos preparado una recopilación de las claves para conseguir este tipo de decoración en tu nuevo proyecto y… ¡triunfar!

#1. Estilo wabi-sabi: tonos tierra y colores neutros

En los espacios con decoración wabi-sabi destacan los colores neutros: grises, tonos tierra, arenosos, blancos, beiges… en definitiva, colores que evoquen naturalidad y que transmitan sensación de atemporalidad. Son tonos que aportar tranquilidad, confort, intimidad y serenidad. La idea es que, a través de las composiciones cromáticas, se creen lugares que sirvan de refugio para hacer frente al estrés diario. Además, es importante respetar el color natural de los materiales, sin añadir tratamientos artificiales, para que prevalezca y mande la sinceridad y la pureza.

#2. El estilo wabi-sabi deja sentir el paso del tiempo

Aprende a apreciar la belleza de la imperfección: ahí está la autenticidad. Todas las superficies no son lisas e impolutas, las paredes tienen texturas y las texturas, arrugas. Mezcla diferentes texturas y acabados de los materiales, busca un acabado imperfecto que destaque la belleza de lo inacabado y lo imperfecto. Las piezas pueden tener huellas (e incluso cicatrices) que las embellezcan aún más. Añade a la decoración vajillas artesanales, cuencos hechos a mano… ¡sé auténtico, sé único, sé wabi-sabi!

#3. La naturaleza en tu decoración wabi-sabi 

La decoración estilo wabi-sabi incluye la naturaleza en la decoración de forma que no parezcan añadidos. Materiales como el bambú, el lino o la madera sin tratar te ayudarán a conseguirlo. De hecho, este último es tu gran aliado para el mobiliario ya que conecta directamente con lo natural y huye de tratamientos que la hagan parecer “artificial”. Recuerda que las plantas también son un gran aliado para dar ese toque wabi-sabi a los espacios.

#4. Encuentra la autenticidad 

Una vieja máquina de escribir, una butaca de casa de tus abuelos, la colcha de ganchillo, un espejo viejo que encontraste por casa… Todo lo que tiene historia, tiene alma y aporta belleza a la casa. Déjate seducir por las piezas antiguas y llena tu casa de un ambiente único. Por ejemplo, nuestra marca de decoración Chehoma, muebles con el encanto de un rastro moderno para tu negocio.  

En resumen: simpleza rústica, minimalismo cálido y naturaleza en estado puro. ¿Te gusta este estilo decorativo para tu negocio?