como-decorar-suite-hotel
28 / 05 / 19

Cómo decorar una suite de hotel: 4 claves para crear un espacio sofisticado

Diseño de interiores

Cada vez más, los hoteles optan por un interiorismo cuidado (hasta el más mínimo detalle), que consiga que los huéspedes se sientan como en casa. Si la excelencia en la decoración se busca en todas las estancias, en la suite del hotel no podía ser menos. Y es que estos espacios son mucho más que una estancia destinada al descanso ya que son lugares en los que relajarse, trabajar e incluso disfrutar de un baño con vistas.

En TUO Agency, como expertos en muebles contract para hoteles, hemos repasado 7 suites de hotel de todo el mundo -desde Mikonos hasta África pasando por Italia, Francia o Portugal- y hemos recopilado las 5 claves que debes tener en cuenta sí o sí para saber cómo decorar una suite de hotel. La elegancia no está reñida con lo rural y la sofisticación se convierte en un estilo de vida.

En este sentido, optes por el estilo decorativo que optes para la decoración de la suite, lo más importante es que apuestes por los detalles de interiorismo que marcarán la diferencia y le otorgarán ese plus de sofisticación y elegancia.

DECORAR UNA SUITE DE HOTEL: CREAR UN AUTÉNTICO REFUGIO

La suite de un hotel destaca por ser ese espacio en el que todo el mundo quiere pasar una noche de su vida, una habitación que es casi una casa al completo y de la que no quieres salir. Precisamente ese es el objetivo: decorar una suite de hotel tan bonita que enamore a todos tus huéspedes -sin excepción- y que se cree un espacio cálido y acogedor, en el que esté pensado hasta el último detalle. 

A continuación, te explicamos cómo decorar una suite de hotel. Coge papel y boli y toma nota de estos cuatro trucos y ¡descubre el mejor interiorismo para este paraíso dentro de tu hotel!

#1. Los detalles son los que marcan la diferencia

A la hora de decorar una suite de hotel es importante fijarse en los detalles y alzarlos como los protagonistas del interiorismo. Es vital alejarse de los espacios impersonales y cuadriculados que muchas veces presentan las habitaciones de hotel y apostar por un espacio con personalidad y con elementos que rompan con lo establecido.

Para conseguirlo, debes fijarte en el triángulo decorativo que forman las paredes, el techo y el suelo, ya que cuidando los detalles de estas tres partes conseguirás dotar a tu suite de hotel de gran personalidad sin necesidad de utilizar demasiado espacio. Así, juega con los colores, los cuadros, las alfombras, la lámpara y las piezas geométricas -tanto en suelos como en paredes- para conseguir ese toque cálido, acogedor y bien cuidado.

En este sentido, es importante que toda la suite de hotel tenga continuidad y para lograrlo se debe combinar materiales afines como la cerámica y la madera y tonos que se complementen, como los tierra, crudos, grises y blancos.

#2. El concepto Open Space y funcional se impone

Para decorar una suite de hotel no hay nada más efectivo que deshacernos de las paredes y tabiques prescindibles para crear un espacio amplio y diáfano, lo que se conoce como open space, en el que las diferentes zonas (sala de estar, dormitorio, baño, etc.) quedan integradas en un único ambiente. Ahora bien, para rentabilizar al máximo los espacios, es importante utilizar muebles funcionales, que permitan la circulación fluida por el espacio.

Por otro lado, no es necesario que la decoración sea totalmente homogénea en todos los espacios, pero eso sí, no olvides buscar un elemento unificador que sirva de hilo conductor en toda la suite del hotel. Por ejemplo, puedes utilizar el color para unificar la decoración del baño con la de la habitación o usando el mismo material para todo el suelo. 

#3. El baño, el rey de la suite del hotel 

Estamos seguros que cuando piensas en una suite de hotel de ensueño te imaginas una bañera de diseño con preciosas vistas. Y, en esta ocasión, el imaginario colectivo no se equivoca. Consigue ese toque chic, elegante y sofisticado incluyendo una preciosa bañera en la decoración de tu suite.

Este espacio debe estar pensado para propiciar el bienestar, por lo que en él es importante que predominen los colores cálidos y románticos. Además, una estupenda idea es crear un lugar específico de tocador, donde los huéspedes puedan tener su momento de cuidado personal y maquillarse, peinarse y arreglarse. 

#4. La iluminación: punto clave para la decoración de la suite

Como en cualquier estancia, en las suites de hotel la iluminación juega un papel fundamental, por no decir protagonista, en la decoración. De hecho, puede ser la responsable de que un estilo funcione o fracase estrepitosamente. La luz indirecta nos ayuda a crear un clima íntimo y agradable, que combinado con las tonalidades blancas y neutras dando vida a un ambiente cálido y acogedor. 

Por otro lado, la zona de vestidor y/o tocador requiere una luz más fría, que reproduzca los colores con fidelidad. Lo ideal es conseguirla con pequeños focos empotrados en el techo o apliques de pared, pero colocados de forma que se eviten al máximo las zonas de sombra. Otro recurso muy versátil son los leds de intensidad regulable y que puedan, incluso, ofrecer diferentes tonalidades de luz.